Hostal Esteba  header
Home > Turismo cultural en Caldes de Malavella

Turismo cultural en Caldes de Malavella
Hostal Esteba



En Caldes de Malavella, el agua termal es la gran protagonista. Las fuentes de agua caliente y el termalismo son de las industrias económicas y turísticas más importantes de la comarca de la Selva. Pero Caldes tiene muchos secretos escondidos que podéis descubrir haciendo turismo cultural. Por eso, si os animáis a hacer una escapada de turismo cultural a Caldes de Malavella, descubriréis una población rica en patrimonio y tradición.

En las calles de esta población encontraréis el legado que han dejado el paso de varias civilizaciones, años de historia que recorren y rodean Caldes de Malavella, un destino indiscutible del turismo cultural de nuestro territorio. Para poder interiorizar todo lo que podemos aprender en una visita cultural, es importante que acompañemos nuestra escapada del mejor descanso. En el Hostal Esteba, situado a tocar del centro de la villa, encontraréis modernas y acogedoras habitaciones individuales, dobles, triples y familiares que harán de vuestra estancia en Caldes de Malavella una experiencia inolvidable.

Para que podáis empezar a coger ideas, os proponemos diferentes paradas para disfrutar de Caldes de Malavella a través de la oferta de turismo cultural que ofrece la villa:

Un paseo por la Historia

La primera parada en toda guía de turismo cultural es un paseo por el núcleo antiguo. Andando por sus calles podremos ver cómo, todavía hoy en día, conviven ruinas romanas y construcciones medievales, como las Termas Romanas, que datan del siglo I y han sido declaradas Monumento Histórico de Interés Nacional, o la Iglesia de San Esteve y el Castillo de Caldes, de los siglos XI-XII.

¡Pero esto no es todo! Paseando por Caldes de Malavella también podemos encontrar otras construcciones de origen medieval, como las casas de Cal Pebrot o Can Trelles, que dialogan con las edificaciones modernistas y novecentistas de principios del siglo XX, como la Casa Mas y Ros, Chalé de Antoni Mas, Casa Motlló o la Colonia Rodríguez.

Finalizado el paseo, qué mejor que las aguas curativas del pueblo para relajarnos. Tanto en las fuentes de agua caliente como en los balnearios podréis disfrutar de todo tipo de tratamientos hidroterápicos que os harán sentir como nuevos. Además, visitando espacios como el Balneario Vichy Catalan os seguiréis adentrando en el turismo cultural de Caldes de Malavella. Este balneario, uno de los más grandes de Cataluña, responde a un estilo neomudéjar y en su interior hay una pequeña capilla dedicada a Sant Josep y a San Esteve, la cual destaca igual que el comedor principal, puesto que conservan la decoración modernista de principios de siglo.

La gastronomía también es cultura

El termalismo impregna todo territorio y también llega a las tradiciones culinarias, como es el caso de la cocina termal. Una cocina donde el elemento principal es el agua termal y sus propiedades saludables. Por eso, en vuestra escapada de turismo cultural por Caldes de Malavella, no puede faltar una buena mesa llena de los mejores productos de proximidad, preparados a través de recetas tradicionales, realmente deliciosas.

En el restaurante del Hostal Esteba podréis disfrutar de esta cocina tradicional que combina el pescado, el marisco, la carne y las verduras de la comarca de la Selva. Empezad el día llenos de energía con un buen almuerzo de cuchillo y tenedor o recuperad fuerzas con el Menú Tradicions.

Disfrutad de vuestra escapada de turismo cultural con el Hostal Esteba, os sentiréis como en casa. Reservad ya vuestra habitación y convertid unos días de turismo cultural en una escapada memorable para toda la familia.

RESERVAR ESCAPADA