Hostal Esteba  header
Home > Restaurante con Historia

Restaurante con Historia
Hostal Esteba



Nos encontramos en Caldes de Malavella, en la comarca de La Selva, concretamente a cinco minutos del centro histórico del pueblo, y nuestro restaurante con historia se remonta al año 1944, cuando los abuelos Pere y Loreto, después de casarse decidieron abrir una pequeña taberna en el centro del pueblo, un lugar de encuentro que sirviera de distracción para vecinos y visitantes. Popularmente se decía que esa taberna tenía dos especialidades: la chanfaina y la ‘tripa i pota’, dos platos tradicionales que la hicieron conocida en toda la comarca.

El éxito de este primer restaurante los llevó a cerrar la taberna para abrir una fonda delante de las termas romanas, en el año 1957. Esta fonda se convirtió rápidamente en un restaurante con historia conocido en los alrededores, y durante los años sesenta se llenó de turistas venidos de Barcelona y de extranjeros. Con el boom turístico del momento, el Hostal Esteba recibió clientes de todas partes del mundo, especialmente de Francia y Holanda. Los clientes podían disfrutar de un restaurante que ofrecía platos tradicionales y productos de calidad y proximidad, una fórmula que adquirió gran popularidad en aquel momento.

Nuestra fonda estuvo abierta hasta el año 1977, cuando la hija del matrimonio, Mercè, se enamoró de Quim y se casaron. De este matrimonio nacieron Carles y Pere. El restaurante con historia que conservamos hoy en día se inauguró el 23 de septiembre de 1977. Actualmente, y desde el año 2008, Carles es quien se ha encargado de continuar con el proyecto iniciado en 1944 por sus abuelos, con un gran respeto por la tradición familiar y por la historia que vincula el restaurante del Hostal Esteba con sus raíces y su emplazamiento.

De hecho, los valores que defiende este restaurante con historia son fieles a sus orígenes, manteniendo un compromiso con el medio ambiente, promoviendo el reciclaje y el consumo de productos de proximidad. Esto también implica establecer un compromiso con la economía local, ofreciendo una cocina catalana de calidad, con productos de temporada y favoreciendo la economía territorial y la relación con los productores de la zona. En el Hostal Esteba trabajamos con cooperativas, payeses, viticultores y agricultores locales, incluso ofrecemos cervezas artesanas locales. Tenemos un huerto propio que cuidamos a diario para poder ofrecer parte de los productos en nuestro restaurante con historia, por eso los sabores de nuestros platos son mucho más intensos.

Nuestro restaurante con historia forma parte de la llamada cocina termal, que fomenta el uso de las aguas de Caldes de Malavella, vinculandose con el pueblo. Además, colaboramos y participamos en actividades organizadas por el Ajuntament, como la Fira de l’Aigua, un concurso de calamares a la romana rebozados con agua de Vichy y harina; el Concurso de pintura rápida durante las fiestas mayores en julio; o el ‘Gust de la Paraula’, un concurso gastronómico donde se maridan gastronomía y literatura.

Como hemos visto, nuestro restaurante con historia viene de una larga tradición familiar, está vinculada a nuestro municipio y explica lo que somos. Si quieres conocer más, no lo dudes y ¡ visítanos!